jueves, 6 de enero de 2011

Sweet nothings.


Me gusta preparar café para la gente y mantener las apariencias, pero el chico azul es más de Cola-cao y hace que no me apetezca fingir nada. Se le suelen resbalar un poco las gafas, se asombra con cientos de cosas y siempre huele muy muy bien. Por lo general me hace sentir inteligente pero ultimamente me siento estúpida siempre que se marcha, es lo que tiene mezclar vulnerabilidad propia con indiferencia ajena. A veces abrir el corazón equivale a que te abran en canal. Denme el capirote y me voy al rincón.


*Sweet nothings. Brenda Lee.

1 comentario:

lAeXploradora dijo...

Buscaba algo interesante para leer en la red y me encontré con este sitio... además, alguien por ahí me dice tripolar! Y bueno, no soy la única... Saludos, seguiré pasando por aquí...