lunes, 11 de abril de 2011

La columna vertebral siempre erguida.

La típica persona que compra veneno para ratas y luego le da pena utilizarlo, que de tanto pensar que el verano se acerca desaprovecha el invierno, que diseña planes y acaba tirando las notas tomadas, pero eso sí, al contenedor azul. De esos que mantienen la columna vertebral siempre erguida pero disfrutan sintiéndose un mamífero más cuando sacan a relucir sus insintos más primarios y que son felices por el mero hecho de no plantearse lo contrario. Sí, como esa gente que fantasea con fingir su propia muerte y no lo hacen por temor a salir escaldados, no sé si me entiendes.



* Sonidos.

1 comentario:

suenacomoelHelio dijo...

En esencia, es hipócrita.