sábado, 13 de marzo de 2010

Cinismo.

Cada día más envenenada por melodías extravagantes, polvo de huesos y danzas macabras en mi dormitorio después de las tres. Salgamos a la calle, paseemos bajo el sol, vayamos a bailar. Huyamos a la playa, trae una botella de Four Roses y yo pondré el resto. Dejemos que las olas hagan su función y nos balanceen, que nos lleven despacio hasta dentro del mar, inundemonos de sal y microorganismos marinos. Sintámonos protagonistas en algún concierto. Que el café inunde cada una de nuestras venas, que todas las tazas de porcelana del mundo se caigan al suelo y no nos cortemos con los trozos. Que lo que merezco y lo que no se vaya en el tren de las tres. Y quizás así, antes de lo que previsto, acabe muriendo ahogada en cinismo.






*Stay out of trouble. Kings of convenience.

2 comentarios:

Man On The Moon dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Man On The Moon dijo...

No es cinismo decirte que no sabía como transmitirte mi agradecimiento... es la pura realidad. Quizás ser novato es lo que tiene, quizás haya alguna forma de agradecerte algo sin ser a través de un comentario, no lo sé, pero has sido la primera, y eso no se olvida...

Seguiré leyéndote...