martes, 25 de mayo de 2010

Mariposas podridas.

Hoy he dormido un par de horas, ya era de día. Entraba claridad por la ventana y me he quitado la camiseta porque tenía calor. Aunque normalmente lo hago, me da miedo dejar las ventanas abiertas mientras duermo porque pienso que va a entrar alguna paloma haciendo esos ruidos tan desagradables que hacen y que me ponen bastante nerviosa, o qué se yo, pero me da miedo.
Mientras que dormía poco y mal he soñado con él, con vísceras anónimas y con un niño rubio guapísimo que no conocía de nada, o eso creo. Me he despertado con náuseas y me ha dado una pena terrible estar sola y no tener talento alguno para exteriorizar todas esas cosas de una forma de verdad creativa. Mientras que las náuseas remitían he llegado a la conclusión de que es normal que las tenga porque mi estómago está lleno de mariposas podridas.
En ese momento me hubiera gustado saber pintar bien para hacerle un retrato, tengo claro que de hacerlo le pintaría de perfil. O saber tocar la guitarra y componerle una canción. Una canción pegadiza, que no se pudiera quitar de la cabeza en unos cuantos días al menos, como esas que le gustan, que digan barbaridades pero siempre poniendo voz de niña buena y tonta.





*Big jet plane. Angus and Julia Stone.

1 comentario:

Balkin dijo...

"me ha dado una pena terrible estar sola y no tener talento alguno para exteriorizar todas esas cosas de una forma de verdad creativa..."

que buena esa idea, me pasa lo mismo, pero quien controla los trazos de las palabras construye pensamientos y es dueño de almenos su propia razon...